domingo, 30 de septiembre de 2018

Abrochar correctamente la americana

Aunque parezca mentira hay un protocolo a seguir para abrocharse correctamente la americana de un traje. Teniendo en cuenta el número de botones se cerrarán a veces, siempre o nunca. Lo más curioso es que el origen de la regla se remonta al rey Eduardo VII de Reino Unido.


No es suficiente que tengas un traje a tu medida de un sastre excelente si no sabes abrocharte correctamente la americana. Parece una tontería, pero las reglas se han impuesto y varía dependiendo del tipo de traje.

Si la americana es de 1 botón debes abrocharla siempre cuando estás de pie y desabrochártela cuando te sientas.





Si la americana es de 2 botones debes abrocharte el primer botón y el segundo siempre abierto. Cuando te sientas lo desabrochas para evitar que se abulte la chaqueta y haga un efecto no muy agraciado a la vista.


Si la americana es de 3 botones debes abrocharte siempre el segundo botón. El primero es opcional y el tercero nunca se abrocha. Cuando te sientas hay que desabrocharte todos los botones.



Si es una americana cruzada tienen normalmente 6 botones a la vista que solo se pueden abrochar 1 o 2 botones. Si solo hay uno hay que abrocharlo siempre. Si tiene dos hay que abrochar el primero y dejar abierto el inferior derecho. Es un tipo de americana que no se desabrocha nunca del todo, aunque estés de pie o sentado.


Si os fijáis el último botón nunca se abrocha. La principal razón es por dejar holgura en una pieza entallada y así tener más movilidad. Según varias publicaciones de moda reconocidas, el pionero fue el rey Eduardo VII de Reino Unido entre 1906 y 1910. El motivo era que el monarca tenía una voluminosa barriga y para disimular se desabrochaba el último botón para no marcar la curva. La corte británica como señal de respeto y para que se sintiera mejor sobre su imagen siguió su ejemplo y dejaron de usar los ojales inferiores.

La Yaya


-----


Encara que sembli mentida hi ha un protocol a seguir per cordar-se correctament l'americana d'un vestit. Tenint en compte el nombre de botons es tancaran de vegades, sempre o mai. El més curiós és que l'origen de la regla es remunta al rei Eduard VII del Regne Unit.


No n'hi ha prou que tinguis un vestit a mida d'un sastre excel·lent si no saps cordar-te correctament l'americana. Sembla una tonteria, però les regles s'han imposat i canvien depenent del tipus de vestit.

Si l'americana és d'1 botó te l’has de cordar sempre quan estàs dret i descordar-te’l quan t’asseguis.

Si l'americana és de 2 botons, t’has de cordar el primer botó i el segon sempre deixar-lo obert. Quan t’asseguis te l’has de descordar per evitar que es bufi la jaqueta i et faci un efecte no gaire agraciat a la vista.

Si l'americana és de 3 botons, t’has de cordar sempre el segon botó. El primer és opcional i el tercer mai es corda. Quan t’asseguis cal descordar-te tots els botons.

Si és una americana creuada tenen normalment 6 botons a la vista que només es poden cordar 1 o 2 botons. Si només n'hi ha un cal cordar-lo sempre. Si en té dos cal cordar el primer i deixar obert l'inferior dret. És un tipus d'americana que no es descorda mai del tot, encara que estiguis de peu o assegut.

Si us fixeu l'últim botó mai es corda. La principal raó és per deixar folgança en una peça entallada i així tenir més mobilitat. Segons diverses publicacions de moda reconegudes, el pioner va ser el rei Eduard VII del Regne Unit entre 1906 i 1910. El motiu era que el monarca tenia una voluminosa panxa i per dissimular es descordava l'últim botó per no marcar la corba. La cort britànica com a senyal de respecte i perquè se sentís millor sobre la seva imatge va seguir el seu exemple i van deixar d'usar els traus inferiors.


La Yaya

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogging tips